Todos nuestros auriculares se someten a una estricta prueba de hidrólisis para garantizar que los materiales puedan resistir entornos normales durante toda su vida útil. Como que las almohadillas de la oreja y la diadema se clasifican como artículos perecederos, se descompondrán naturalmente con el tiempo al exponerse a la humedad, el agua / la transpiración y la fricción. La vida útil habitual de estos componentes es de aproximadamente unos 5 años.

Si los auriculares se usan con mucha frecuencia o en lugares con alta humedad, los materiales están expuestos al agua/a la transpiración en cantidades más que normales. Por lo tanto, pueden comenzar a descomponerse antes. Sin embargo, todavía esperaríamos una vida útil de 2 a 3 años antes de comenzar a mostrar signos de desgaste.   

Solo hemos visto una degradación más acelerada en circunstancias de humedad/medio ambiente extremas, incluyendo viajes a lugares extraordinarios como zonas volcánicas,  o en los casos en que es posible que se produzcan reacciones químicas con cosméticos o productos para el cabello. Estas circunstancias están afuera de nuestro control de fabricación.

Las almohadillas son fácilmente reemplazables y se pueden comprar a través de nuestra página de web. Las diademas, debido a su integridad estructural en los auriculares, requieren un servicio más profundo en el que tendría que enviar sus auriculares a nuestro servicio técnico.

Para prolongar la vida útil de los materiales, recomendamos siempre limpiarlos con un paño seco después de su uso. Esto ayudara evitar que el agua/la transpiración se seque sobre ellos. Si se mojan, recomendamos limpiarlos con un paño seco y dejar que se sequen a la sombra; la exposición excesiva al calor o a los rayos UV también puede acortar su vida útil.

Para un almacenamiento prolongado, mantenga los auriculares o las almohadillas en un lugar bien ventilado, sin alta temperatura o humedad.